Turismo por las favelas

¿Voyeurismo vergonzoso o experiencia educativa? Las opiniones acerca de los tours organizados por las favelas (en su mayoría empresas brasileras), tienden a oscilar entre estos dos extremos, lo que provoca apasionados argumentos entre ambas partes.

Las excursiones organizadas a través de un barrio de chabolas sin duda muestran al visitante una parte de su destino que los organismos oficiales de turismo no, pero ¿a qué costo?

Aunque el turismo de tugurios se lleva a cabo en muchas de las grandes ciudades del mundo, los viajes a través de las favelas de Rio de Janeiro son probablemente los más conocidos exponentes de esta polémica tendencia. Con la popularidad de películas como Ciudad de Dios o series de televisión como Ciudad de Hombres, parece que los viajeros extranjeros no pueden tener suficiente si no incursionan por estas callejuelas.

Incluso, algunas de estas empresas de paseos guiados por las favelas, ofrecen un encuentro personal con un traficante de drogas, como parte de una «auténtica» experiencia de favela. Y retomamos la polémica. ¿Esto no es una especie de insulto para los miles de habitantes de las favelas que están tratando de hacer lo mejor que pueden, sin sucumbir a la corrupción o la violencia?.

¿Tu que piensas? ¿Esto es una especie de paseo para ver animales en un zoológico o es realmente una oportunidad de conectar con los residentes de Río menos privilegiados?.

Puedes informarte de una de estas empresas en Favelatour.

Más Brasil en Sextaestrella: Playas de Fortaleza, Cabo São Roque o el lugar donde vive el sol

Vía| lonelyplanet

Escrito por | 24 de mayo de 2008 con 1 comentario.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre America

Random Posts

Comentarios

  1. jose - 21 de septiembre de 2008 | 21:44

    No me parece una burla ni un insulto, es mÁs, me parece una oportunidad, un destino mas para ver el verdadero país.Si la población sabe aprovechar este turismo no mostrandole la delincuencia sino su cultura sería una forma de intercambio cultural y de negocio.

Deja una respuesta