Introspección y paz interior en un hotel de Tailandia

¿En busca de una completa relajación? El último año no ha sido fácil, todos lo sabemos, y es por eso que no estaría mal alejarse de los problemas de la vida cotidiana para pasar unos días de tranquilidad y así recuperar fuerzas para la temporada que viene.

Si esa es la meta, nada mejor que Tailandia para someterse a una completa terapia de relajación. Allí abundan los hoteles que reparan en estas necesidades de los turistas occidentales y entre ellos se encuentra Chiva Som, un complejo hotelero con la atención puesta en reestablecer la salud física, mental y espiritual.

Situado en Hua hin, este hotel dispone de cómodas instalaciones en donde los huéspedes se sentirán a gusto. Estos espacios cubiertos se complementan con un spa y amplios jardines tropicales que miran a las aguas del golfo de Tailandia.

Para que la terapia sea exitosa los huéspedes deben abandonar sus teléfonos móviles y no pueden recibir visitas durante la estancia. Entre tanto, un séquito de doctores, nutricionistas, expertos en medicina alternativa, profesores de yoga y otros especialistas se dedican a trabajar en forma personalizada para aliviar las tensiones y devolver la salud física y mental. Para lograrlo recurren a todo tipo de técnicas, desde analizar patrones de conducta, hasta tratamientos antienvejecimiento.

Según parece, uno sale de allí sintiéndose como nuevo, tal vez por eso numerosas celebrities a menudo pasan unos días en este complejo.

Vía: Chiva som

Escrito por | 20 de mayo de 2009 con 1 comentario.
Etiquetas: , , , ,
Lee más artículos sobre Alojamientos y Asia

Artículos relacionados

Comentarios

  1. Spas espirituales en la India - Sexta Estrella - 17 de junio de 2009 | 0:57

    […] Hay quienes viajan a Oriente para conocer ese paraíso de las compras que se instala en lugares como China o Tailandia. Luego están los turistas que visitan el continente asiático en plan relajación. Aquéllos que además de iniciar un recorrido buscan concebir un viaje místico hacia la introspección. […]

Deja una respuesta