Nuestra Señora de París la belleza barroca de París

notre dame

París es uno de los destinos más visitados del mundo, aunque sea toda Francia de cautivante atractivo para  los viajantes. Por esa razón, siempre provoca vacacionar en la bonita ciudad francesa, alojarse en uno de los muchos hoteles en Paris baratos y prepararse para disfrutar una estancia inolvidable en todos los sentidos. Y París es una encantadora ciudad con la modernidad y atractivos de las grandes urbes de hoy, pero también es una ciudad de arte, de  gastronomía, de cultura, y de fabulosos monumentos a través de los cuales nos asomamos a su historia.

Y uno de los monumentos más visitados en París, es la famosa Catedral de Nuestra Señora de París, rodeada de las calmas aguas del río Sena en la llamada Isla de la Cité se alza ya hermosa, ya orgullosa, la maravillosa iglesia dedicada a la madre de Cristo. La Notre Dame empezó a construirse en 1163 y no terminaron sus obras hasta 1345, sobre lo que fuera un antiguo lugar de reuniones celtas y una iglesia.  Su construcción respondía a las exigencias de su tiempo, la París que crecía aceleradamente y que vivía una época de feliz bonanza,  bien merecía una nueva Catedral.

Con una fachada de hermosa apariencia que en algún momento nos parece evocar la también famosa Abadía de Saint Denis; Notre Dame es románica y barroca, pero predominantemente barroca, con sus originales quimeras, sus torres y sus pequeños ornamentos, no cabe duda que la Catedral parisina es todo un elogio a una época y una obra arquitectónica de gran belleza. Y Punto vital de ese recorrido que emprenderás por París, la Catedral de Notre Dame es tan hermosa por dentro como lo es por fuera, y en su interior resulta maravillosa la apariencia de su piano llamado por los parisinos Francois, una obra de arte que destaca por su ornamentada caja. Hay que recordar que durante mucho tiempo el cargo de organista de la Catedral de Notre Dame,  confería prestigio y fortuna al feliz elegido.

Hoy Notre Dame sigue siendo hermosa como lo era ya el día de su inauguración, con un París que ha cambiado a lo largo del tiempo, Notre Dame captura la esencia del París de siempre…resulta provocativa en su elegante belleza arquitectónica, sigue siendo un deleite para los sentidos en sus detalles barrocos y es tan romántica como nos ha parecido cuando antes de conocerla la imaginamos como la veía el gran Victor Hugo en las páginas de su célebre novela… toda una grande entre las Catedrales, Nuestra Señora de París.

Imagen: Vía

Escrito por | 26 de enero de 2012 con 0 comentarios.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Alojamientos y Europa y Turismo Cultural y Turismo Gatronómico

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta