El Faro de Alejandría en Egipto

El Faro de Alejandría es la única de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo que fue construida con un fin utilitario.

Ubicado en la isla de Pharos, en Alejandría, Egipto, fue una torre construida en el siglo III a. C. -aproximadamente entre los años 285 y 247 a. C- que servía como punto de referencia del puerto además de cumplir con su función tradicional de faro a partir de una hoguera nocturna que marcaba la posición de la ciudad a los navegantes pues por entonces no había punto de referencia alguno.

Durante mucho tiempo, esta estructura fue una de las más altas midiendo entre 115 y 150 metros de alto. El encargado de su construcción fue el arquitecto Sósrtato de Cnido quien llevó adelante el proyecto bajo el encargo de Ptolomeo II. Entre los materiales utilizados, se recurrió a grandes bloques de vidrio que fueron colocados en los cimientos para evitar la erosión.

La torre se situaba sobre una base y estaba diseñada con bloques de mármol ensamblados con plomo fundido. En la parte superior, se podía ver un gran espejo metálico que reflejaba la luz del sol durante el día mientras que por la noche proyectaba a una distancia de hasta 50 km la luz de la hoguera.

Al igual que sucedió con algunas de las siete maravillas, el faro se dañó con algunos terremotos mientras que los restos desaparecieron en 1480 cuando el sultán de Egipto utilizó los bloques para construir una fortaleza en el lugar.

Puede interesarte:
Las Siete Maravillas del Mundo Antiguo: el Faro de Alejandría
Vídeo: Las Siete Maravillas del Mundo Antiguo

La Gran Pirámide de Giza en Egipto
Los Jardines Colgantes de Babilonia

El Templo de Artemisa en Turquía
El Sepulcro de Mausolo en Turquía
La Estatua de Zeus en Grecia
El Coloso de Rodas en Grecia

Escrito por | 14 de enero de 2009 | 2 comentarios
Africa.

La Estatua de Zeus en Grecia

Una vez más la actual Grecia es sede de una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. En ese entonces uno de los grandes centros era Olimpia, el centro religioso de la antigua Grecia, y allí mismo el escultor Fidias creó la fabulosa Estatua de Zeus hacia el año 432 a. C.

Para rendir homenaje al rey de los dioses olímpicos la estatua fue diseñada con grandes dimensiones y así fue como medía aproximadamente 12 metros de altura y fue esculpida en marfil. Fidias era experto en la materia, su estilo, su plasticismo, su equilibrio en la elección de temas y su eximia composición del cuerpo humano lo hicieron merecedor de la tarea. Además, los mejores escultores trabajan para construir un templo en donde albergar la obra de arte y así es como la estatua se ubicada en el pasillo del recinto.

De acuerdo a la historia, Zeus se encontraba sentado en un trono con el torso desnudo y un manto en las piernas mientras que en la cabeza llevaba una corona de olivos. Sus ojos miraban hacia abajo con una mirada paternal y en la mano derecha un cetro rematado con un águila.

Uno de los aspectos más relevantes de esta obra era el trono, que estaba rematado en marfil, ébano, oro y piedras preciosas mientras que el respaldo, los brazos, las patas y los travesaños estaban lucían relieves y labrados.

Más allá de los detalles de la estatua uno de los aspectos más interesantes de esta obra monumental fue el hecho de que por primera vez Fidias logró una idea de cómo debía ser el Dios Zeus.

Puede interesarte:
Las Siete Maravillas del Mundo Antiguo: Imágenes de la Estatua de Zeus en Grecia

Vídeo: Las Siete Maravillas del Mundo Antiguo

La Gran Pirámide de Giza en Egipto
Los Jardines Colgantes de Babilonia
El Templo de Artemisa en Turquía
El Sepulcro de Mausolo en Turquía
El Faro de Alejandría en Egipto
El Coloso de Rodas en Grecia

Escrito por | 14 de enero de 2009 | 3 comentarios
Europa.

El Templo de Artemisa en Turquía

Debido a su hermosa arquitectura el Templo de Artemisa ha sido elegido como una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo.

Esta obra fue diseñado en honor a la diosa de la fertilidad Artemisa, también llamada Diana por los romanos, y estaba ubicado en la ciudad de Éfeso, a unos 50 km al sur de la ciudad de Izmir, en la actual Turquía.

Curiosamente, la construcción de este templo demoró 120 años debido a sus grandes dimensiones. El lugar está compuesto por numerosos edificios que más tarde los arqueólogos consiguieron distinguir mediante letras del abecedario. De todos ellos el de mayor importancia y el más antiguo se correspondía con la letra D.

Al igual que sucede con muchas otras monumentales de la época, no hay información concreta acerca de las características del templo y es por eso que abundan las versiones. Sin embargo, se habla de un antiguo edificio con sucesivas columnas que funcionaba a manera de altar y sucesivos templos de pequeñas dimensiones. Uno de los datos más sorprendentes es que fue uno de los primeros edificios construidos enteramente con mármol. En el año 356 a.C. el tempo fue incendiado y décadas más tarde se construyó un nuevo edificio sobre los restos del primero.

Este templo fue incluido dentro del listado de las Siete Maravillas no tanto por su belleza sino porque de alguan manera enfatizaba la grandilocuencia del imperio de Alejandro Magno.

Puede interesarte:
Las Siete Maravillas del Mundo Antiguo: Imágenes del Templo de Artemisa

Vídeo: Las Siete Maravillas del Mundo Antiguo

La Gran Pirámide de Giza en Egipto
Los Jardines Colgantes de Babilonia
El Sepulcro de Mausolo en Turquía
La Estatua de Zeus en Grecia
El Faro de Alejandría en Egipto
El Coloso de Rodas en Grecia

Escrito por | 14 de enero de 2009 | 4 comentarios
Europa.

El Sepulcro de Mausolo en Turquía

El Mausoleo de Halicarnaso no es otra cosa que una impactante tumba de mármol blanco que forma parte de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo.

Fue diseñada en honor al fallecido rey de Carnia, (actualmente Turquía) cuyo nombre era Mausolo y quien no hubiera quedado en el recuerdo sino fuera por la construcción de esta tumba pues de acuerdo a muchos historiadores su trabajo no fue demasiado destacable.

Quienes tuvieron la idea de esta obra fue su esposa y hermana, Artemisa II de Caria, y fue encargado a los arquitectos Sátiros y Piteos, quienes diseñaron una estructura de 30 por 40 metros con 117 columnas jónicas dispuestas en dos hileras que sostenían el techo en forma de pirámide escalonada. Sobre aquél, se encontraba la estatua de una cuadriga con las efigies del rey y la reina.

Como era común en aquélla época, para llevar adelante la obra se requirió del trabajo de los mejores escultores griegos de la época quienes además se ocuparon de tallar figuras y relieves en su estructura. La tumba sumaba unas 444 estatuas, una de ellas conformada por un carro y cuatro caballos.

Finalizado hacia el año 350 a. C., el mausoleo soportó estoico diversos ataques e invasiones hasta que finalmente en el año 1404 un terremoto lo destruyó. Luego en el siglo XIV los Caballeros de San Juan terminaron de demolerlo y utilizaron los restos para construir un castillo. Fue entonces cuando descubrieron una serie de túneles debajo de la tumba que conducían a los sarcófagos de los reyes. Lamentablemente, la tumba fue saqueada por ladrones quienes se llevaron los mármoles y demás tesoros. Hoy queda poco de ella y esos restos se conservan en el Museo Británico de Londres.

Puede interesarte:
Las Siete Maravillas del Mundo Antiguo: el Sepulcro de Mausolo
Vídeo: Las Siete Maravillas del Mundo Antiguo

La Gran Pirámide de Giza en Egipto
Los Jardines Colgantes de Babilonia
El Templo de Artemisa en Turquía
La Estatua de Zeus en Grecia
El Faro de Alejandría en Egipto
El Coloso de Rodas en Grecia

Escrito por | 14 de enero de 2009 | 1 comentario
Europa.

El Coloso de Rodas en Grecia

Una vez más una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo está conformada por una enorme estatua que rinde homenaja a un Dios.

Si bien hoy por hoy no hay pistas concretas sobre el Coloso de Rodas, esta estatua ha quedado en la memoria colectiva del pueblo griego por ser una enorme estatua diseñada con placas de bronce sobre un armazón de hierro que rendía homenaje a Helios, el dios del sol.

Con dimensiones similares a la Estatua de la Libertad –unos 32 metros de altura- este monumento pesaba cerca de 70 toneladas y fue emplazado en la isla de Rodas en el siglo III a. C por el escultor Cares de Lindos.

Los datos acerca de esta obra artística escasean y es por eso que la información que hoy tenemos proviene de algunos escritores antiguos así como de ciertas crónicas bizantinas. Así es como si bien durante muchos años se creyó que la estatua había sido erigida con una pierna apoyada en cada parte del muelle de Rodas (así aparece en algunas imágenes) lo cierto es que no hay pruebas de ello y, lo que es más importante, según parece esta información no es veraz dado que se hubiera hundido por su propio peso. Otra razón para este argumento es que para su construcción deberían haber cerrado un muelle de gran importancia militar durante aquéllos años, algo improbable dados los sucesivos ataques por mar.

Estas razones llevan a pensar que la estatua se encontraba cerca del muelle, donde ahora se encuentra la fortaleza de San Nicolás.

Una noticia de último momento indica que el actual alcalde de Rodas ha encargado a un artista alemán la reconstrucción de la estatua en su ubicación antigua aunque quien sabe si algún día esta información se convertirá en una realidad.

Puede interesarte:
Las Siete Maravillas del Mundo Antiguo: El Coloso de Rodas
Vídeo: Las Siete Maravillas del Mundo Antiguo

La Gran Pirámide de Giza en Egipto
Los Jardines Colgantes de Babilonia
El Templo de Artemisa en Turquía
El Sepulcro de Mausolo en Turquía
La Estatua de Zeus en Grecia
El Faro de Alejandría en Egipto

Escrito por | 14 de enero de 2009 | 2 comentarios
Europa.